OP Stories

×Categories

Colaboraciones | Campañas | Artesanía

Gregory Peck 1962

Lectura de 4 minutos

in converstaion video preview

Play Group 34

Loading

Pause Group 33

Oliver Peoples presenta las Gregory Peck 1962, la primera montura plegable de la marca.

En el vídeo de la campaña de Gregory Peck 1962, Oliver Peoples nos presenta el cuidadoso ritual matutino de un joven. En homenaje a las icónicas películas de Hollywood, este cortometraje refleja una rutina matinal idealizada: peinarse, elegir la camisa y las gafas de sol perfectas para tomar un café y subirse a un clásico Corvette Stingray. Así empieza el día en nuestra imaginación, con los pájaros cantando, las palmeras moviéndose suavemente, una temperatura ideal para llevar tu jersey favorito y un ardiente y agradable sentimiento.

Gregory Peck 1962 es una montura plegable con algunos de los discretos detalles que han dado fama a Oliver Peoples.

La montura Gregory Peck de Oliver Peoples, que se lanzó hace una década, se ha convertido en todo un icono de la marca. Ahora vuelve a cobrar relevancia en la última campaña de Oliver Peoples con Ross Butler. El éxito abrumador de estas gafas de vista llevó a Oliver Peoples a añadir a la línea unas gafas de sol poco tiempo después y, desde entonces, la línea Gregory Peck se ha convertido en una colección clave de la marca.
Inspirado directamente en las icónicas gafas usadas por Gregory Peck en la histórica película de 1962 Matar a un ruiseñor, Oliver Peoples diseñó unas gafas tan solemnes como contemporáneas. Y ahora, gracias a las Gregory Peck 1962, ampliamos los límites de la colección con las primeras gafas plegables.

Tanto plegadas y a la vista como desplegadas y puestas, estas gafas llaman la atención en el mejor de los sentidos.

Aunque es casi imposible darse cuenta a primera vista, Peck 1962 es una montura plegable con algunos de los discretos detalles que han dado fama a Oliver Peoples. Visto de frente, el mecanismo de plegado no es visible en la versión de acetato opaco. Solo cuando miras las gafas desde atrás podrás ver la bisagra metálica oculta dentro del puente para que el diseño original no se vea comprometido. En las versiones de acetato translúcido, en cambio, donde la bisagra se hace visible debido a la transparencia del material, dicha pieza funcional se ha diseñado como un elemento decorativo. Hay bisagras integradas en la parte central de las varillas con fundas de filigrana metálica para que, al doblarlas, el corte del acetato no quede expuesto, de tal manera que solo se vea el precioso detalle metálico. Tanto plegadas y a la vista como desplegadas y puestas, estas gafas llaman la atención en el mejor de los sentidos.

Ross lleva las Gregory Peck 1962 en Amaretto/Striped Honey con lentes polarizadas True Brown.

Una bisagra metálica queda oculta dentro del puente para que el diseño original no se vea comprometido.

El modelo Peck 1962, que incorporan los temas esenciales que han dado fama a Oliver Peoples, presenta un diseño minimalista, funcional y estético. Se trata de una interpretación contemporánea del estilo de los años 60, que a su vez era una versión de un modelo de los años 30, la época en la que está ambientada Matar a un ruiseñor. Estas gafas plegables se hacen eco de los notables diseños de coches de la «era del jet» y las casas modernas de mediados de siglo con las que combinan tan bien, como la Steinman House diseñada por Craig Ellwood, que aparece en el vídeo de la campaña de Peck 1962. Los mejores coches y casas de esa época siguen siendo tan relevantes como siempre porque no solo eran objetos bonitos, sino también funcionales.
A pesar de que el uso desenfrenado del cromo en los coches y el hormigón y el acero en las casas de esa época a primera vista puedan parecer fríos y mecánicos, la experiencia del usuario llega a ser intrínsecamente cálida y natural. El uso eficiente del espacio trae consigo una gran sensación de comodidad, anticipando las necesidades de la persona, permitiéndole disfrutar de su entorno sin obstáculos y sin tener que hacer ninguna otra consideración. Es la encarnación misma de la idea de «fluir». Oliver Peoples integra este concepto en Peck 1962, aprovechando un diseño impecable y visualmente ligero, que aún así representa una expresión de estilo sosegada y profunda.

Visto de frente, el mecanismo de plegado no es visible en la versión de acetato opaco.

¿Y qué estilo se expresa? Se trata de una afinidad por la atención al detalle.
Apreciar nuestro entorno y considerar el efecto que tiene en las personas es una expresión tan potente como la que hacemos al elegir nuestro atuendo. Detalles en el hogar, como donde dejas entrar la luz abriendo persianas hasta un cierto punto o manteniendo un teléfono fijo en la cocina porque es donde se pasa una buena parte del tiempo durante la mañana… todo eso dice mucho de ti. Muestra un grado más de reflexión que surge de la interacción entre una persona, un objeto y un espacio. Es un hito de Oliver Peoples y se traslada a las personas, lugares y cosas que nos sirven de inspiración y acaban formando parte del gran universo creativo de la marca.
Todo lo que aparece en este cortometraje es intencional, igual que todos los personajes en los que tanto se inspiró. La narrativa es ordenada, sin ser rígida, igual que las Peck 1962 son elegantes, sin ser sosas. Al dar a este modelo tradicional un toque moderno, Oliver Peoples ofrece a quien elige las Peck 1962 la posibilidad de escribir su propio capítulo en una historia clásica.

La montura Gregory Peck 1962 es la compañera de estilo perfecta para dar una vuelta matutina en coche.

Texto: Andrew Maness

Video: Basil Fauchier

Fotos: Dennis Leupold

Estilos en este artículo: